Migravit

Ordenamiento Alcalá de Henares (1348)

(Del cuaderno original dado a la ciudad de Toledo)

97. Otrosy que non fagan lanto por ninguno, salvo el día que finare e dende fasta que lo enterraren, et dende adelante a quarenta días, nin aniversario que lo non puedan fazer, so la pena que se contiene en cabo deste ordenamiento en que diz que non responda al que lo esto non guardare.

100. Et porque en algunas çibdades e villas del nuestro senorío moran ricos ommes e otros cavalleros de grand guisa, et sy en ellos non pusiésemos ordenamiento, los otros que y moran podrían reçibir grand dapno por querer seguir alguna cosa de lo que ellos fizieron, demás tenemos por bien quel ordenamiento que nos oviemos fecho en la muy noble çibdat de Sevilla con lo que y agora emendamos, otrosy el que agora fizimos en Tolledo, que se guarde entrellos, los quales ordenamientos son estos que se siguen:

Este es el Ordenamiento para en Toledo

105. Otrosy en las muertes que non puedan comer y más de diez duennas, las más çercanas, et esto que non sea más de un día en ante del enterramiento. Et que en el lecho que non pongan cubertura de oro nin de seda nin de suria nin en la mortaja; pero que si algund cavallero o escudero o otro omme bueno onrrado o duenna o donzella finare fuera de Tolledo e la ovieren de traer a Tolledo, que la puedan levar en andas e que non aya y panno de oro nin de seda nin de suria.

107. E en pleito de las vigilias, que vengan a la vigilia del que finare la parrochia de donde fuere el finado o la finada e el cabilldo de la villa e las órdenes. Et si alguno o algunos non quisieren conbidar al cabilldo de la villa, que puedan conbidar la parrochia del finado o de la finada e otros de las órdenes quales quisieren e non más.

108. En pleito de la cera e de los llantos e de las otras cosas, que sea guardado segunt el ordenamiento que fizieron los de Tolledo con el arçobispo don Gonçalo.

Otrosy el ordenamiento de Sevilla es este:

123. Otrosy, sy algund rico omme o rica fenbra finare, que non lieven con el cuerpo a la eglesia más de veynte çirios e diez canastas de pan e diez cántaras de vino para la ofrenda. Otrosy, la otra ofrenda de los dineros que sea fasta ocho maravedís si quisiere.

124. Otrosy, si algund cavallero o çibdadano e otro alguno o alguna su muger finare, que non leveen con el cuerpo a la eglesia más de diez çirios e cinco canastas de pan e çinco cántaras de vino para la ofrenda si quisier. Otrosy, la otra ofrenda de los dineros que sea fasta cuatro maravedís si quisier. Et este mismo ordenamiento tenemos por bien que se guarde en Córdova asy commo en Sevilla e en el obispado de Jahén.

128. Al bateo nin a la muerte nin al cohuerço, que non coman ningunos en ningund día (se refiere a los labradores).

Cortes de los antiguos reinos de León y Castilla, Madrid, 1861, vol. I, pp. 621, 622, 624 y 625.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.